«Nunca se ha juzgado a un hombre por hacer el trabajo de una peluquera, pero a las mujeres si que se les critica por hacer el trabajo de los barberos», comenta Ester, que trabaja en la peluquería y barbería Rodelas Volpelleres que está situada en Sant Cugat del Vallés.

Ester va más allá y comenta que parece que no se acaba de entender lo que es la igualdad ya que todavía hay muchos hombres que rechazan el corte de pelo si lo realiza una barbera y muchos colegas de profesión las discriminan sin ningún tipo de miramiento.

Carmen Crespo, que es propietaria de una barbería en Sant Cugat del Vallés, tiene claro después de 30 años de experiencia que muchas Barberas dominan mejor la máquina de cortar y ya no digamos las tijeras; los barberos de hoy en día solo saben hacer degradados.

Desde hace 10 años coincidiendo con estallido el movimiento Hípster el negocio de la barbería volvió a renacer sobre todo en las grandes ciudades donde han florecido modernos salones de belleza especializados también el cuidado de la belleza masculina.

En Rodelas Volpelleres creemos que tanto hombres como mujeres pueden ser excelentes barber@s y por eso la barbería de nuestro salón de belleza la gestionan Ester y Lidia, dos excelentes barberas con años de formación y experiencia que le dan a cada servicio de nuestro salón de Sant Cugat del Vallés el punto exacto de elegancia, modernidad y excelencia.